El sufragio femenino en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda nunca dejará de sorprendernos, para bien. Ya hace tiempo que en Nueva Zelanda se han establecido las mismas condiciones salariales para las selecciones nacionales de ambos géneros, el femenino y el masculino. Este acuerdo garantiza la igualdad en salarios, premios y derechos de imagen tanto para ellos como para ellas y además, se anunciaba que las jugadoras viajarían también en primera clase, un privilegio que hasta el momento era solo cosa de hombres.

tres chicas morenas de espaldas con los brazos alzados y la puesta de sol delante

Nueva Zelanda es un país pionero en la lucha por la igualdad de géneros

Igual no lo sabías, pero el primer reconocimiento del derecho al sufragio femenino sin restricciones se produjo en Nueva Zelanda. Cuando hablamos del sufragio femenino nos referimos al derecho de voto de las mujeres. Este movimiento reformista social, político y económico fue llevado a cabo por las sufragistas y promovía la extensión del sufragio, o lo que es lo mismo, el derecho de que las mujeres pudiesen votar.

El 19 de septiembre de 1893 se aprobó en Nueva Zelanda el primer sufragio femenino sin restricciones en el que se incluía también a las mujeres maoríes. Esta nueva y revolucionaria circunstancia permitía a las mujeres de todas las razas votar pero no presentarse a elecciones. No fue hasta a partir del año 1919 que las mujeres de Nueva Zelanda obtuvieron el derecho a obtener un cargo político.

chica joven bailando encima de los hombros de alguien entre la multitud

Kate Sheppard: la líder sufragista más famosa de Nueva Zelanda

Este movimiento fue liderado por Kate Sheppard (1847 – 1934), pero aunque ella fuera la integrante más destacada, a su lado estaban muchas otra mujeres y juntas lograron crear un impacto considerable, no solo en Nueva Zelanda, sino también en otros países que se vieron influenciados por el esfuerzo y la lucha de las sufragistas.

Kate Sheppard nació en Liverpool, Inglaterra y tras la muerte de su padre emigró con su madre y sus hermanos a Christchurch. Su labor en cuanto a la defensa de los derechos de la mujer en Nueva Zelanda fue impecable, no solo en cuanto al derecho a voto, sino también en otros escenarios como la contracepción y la liberación del corsé.  Sheppard marcó un hito en la historia del país. Por si no lo sabías, es la mujer que aparece en el billete de 10 dólares.

Otros precedentes similares

Pero aunque Nueva Zelanda fuera pionero, en cuanto al reconocimiento del derecho al sufragio femenino sin restricciones, también es importante recordar los precedentes en otros lugares y países como por ejemplo en El Estado de Wyoming en EEUU, donde en el año 1869 se instauró el «sufragio igual» en el que no había distinciones entre hombres y mujeres, pero no el sufragio universal, ya que no podían votar hombres y mujeres de otras razas, es decir, era un sufragio con restricciones.

A Nueva Zelanda le siguieron otros países como Australia, Finlandia, Noruega y Suecia. En España no fue hasta las elecciones generales del 1933 que las mujeres ejercieron su derecho a voto, mientras que el primer país de Latinoamérica fue Uruguay, en el año 1927.

dos chicas jóvenes estiradas en el suelo de boca para arriba y tapándose los ojos mutuamente

Con “F” de futuro y feminismo

Podemos decir con orgullo que Nueva Zelanda es un país feminista que lucha por la igualdad y los derechos de las mujeres y buena prueba de ello en la actualidad es Jacinta Ardern, la primera ministra de Nueva Zelanda y la jefa del gobierno más joven del mundo al asumir el cargo a los 37 años de edad.

Ardern se convirtió en un icono feminista tras una de sus primeras entrevistas como candidata. En la entrevista un periodista le dijo que los neozelandeses estaban en su derecho de saber si su primera ministra se cogería la baja por maternidad durante su mandato, a lo que ella respondió:

“Es inaceptable que en 2017 las mujeres tengan que responder a esa pregunta en su lugar de trabajo”. La decisión de una mujer sobre cuándo quiere ser madre no debería predeterminar si se les ofrece o no un trabajo”.

chica que enseña una camiseta blanca y un mensaje en inglés sobre el derecho a equivocarse. Lleva una chaqueta tejana y de fondo se ve el mar

Como podéis ver a nosotros nos hace inmensamente felices vivir en un país como este, que lucha día a día por la igualdad de género y sirve de ejemplo muchos otros países del resto del mundo.

¿Qué te ha parecido este artículo? Puntúalo con estrellitas 🙂

El sufragio femenino en Nueva Zelanda
4.7 (93.33%) 3 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *