Las ventajas de estudiar y trabajar en Nueva Zelanda

¿Estás pensando que te hace falta un cambio de aires? ¿Te apetece hacer un viaje que nunca vas a poder olvidar, pero todavía no has elegido destino?

Hoy te contamos por qué estudiar y trabajar en Nueva Zelanda es una de las mejores opciones para pasar una temporada lejos de casa. Te explicamos qué hace tan especial a estas tierras kiwis.

chico de espaldas y delante un paisaje montañoso

Puedes estudiar y trabajar en Nueva Zelanda con una visa de estudiante

Si tu plan es ir a Nueva Zelanda a estudiar inglés, con cursos de más de tres meses obtendrás la visa de estudiante. Ésta te permitirá trabajar media jornada, mientras estás estudiando y jornada completa durante los periodos de vacaciones de la escuela.

Esto, para los que no venís con muchos ahorros, es una tranquilidad. Podréis ir costeando vuestra estancia sin necesidad de estar meses y meses ahorrando antes de dar el salto.

Además de la visa de estudiante, el gobierno neozelandés ofrece otros tipos de visados con los que también podrás trabajar.

Conseguir la visa permanente es fácil

En los último cinco años, un 30% de nuestros estudiantes consiguen el visado permanente en Nueva Zelanda. Y es que la tasa de desempleo es tan baja que en este país es mucho más fácil conseguir un trabajo.

Además la nueva política de inmigración te permite obtener un permiso de trabajo con el visado de estudiante en estos casos.

No vas a encontrar demasiados hispanohablantes

Tu objetivo es mejorar el inglés. Te has jurado miles de veces que lo vas a hacer, que la próxima vez que viajes a un país anglosajón no te juntarás con gente que hable tu idioma, pero, al final, siempre acabas cayendo.

¡En Nueva Zelanda no te va a pasar esto, simplemente porque te va a costar bastante encontrar a personas que hablen castellano!

Al ser un destino tan recóndito, los viajeros que dan el salto a las Antípodas suelen quedarse por el camino y, si llegan hasta Nueva Zelanda, normalmente, lo hacen de visita.

De esta forma, las maravillas de la hermana pequeña de Australia quedan para el disfrute de unos pocos privilegiados.

dos amigas sentadas y riendo

Las instituciones educativas neozelandesas tienen buen prestigio académico

La mayoría de las instituciones de educación superior neozelandesas se mantienen en las primeras posiciones de los rankings de las mejores universidades del mundo.

Cuando termines de estudiar tendrás un gran valor añadido en tu currículum con el que podrás diferenciarte a la hora de encontrar trabajo.

Además, si lo que quieres es mejorar tu inglés, en Nueva Zelanda encontrarás miles de cursos de inglés que se adapten a tus necesidades.

Vas a tener unos paisajes inmejorables para perderte en ellos

Si te decides a estudiar y trabajar en Nueva Zelanda, tendrás la oportunidad de escaparte cada fin de semana los escenarios del “Señor de los anillos”.

La naturaleza imponente es uno de los platos fuertes del país de los kiwis. Glaciares, montañas, fiordos, cuevas luminosas o parques geotermales son algunos de los regalos que te hará Nueva Zelanda durante tu estancia.

Además de su riqueza natural, su fauna no se queda atrás. Podrás encontrar pingüinos, leones marinos, loros de todos los colores y por, supuesto, a su característico pájaro nacional: el kiwi.

chico de espaldas y delante tiene un paisaje montañoso con un lago

Estarás a tiro de piedra de destinos paradisiacos

Si después de adentrarte en la maravillosa naturaleza que te ofrece Nueva Zelanda, todavía te has quedado con ganas de más, podrás coger un avión y en muy poco tiempo plantarte en destinos espectaculares como Fiji, Nueva Caledonia, Tasmania o Australia.

¡Prepara una mochila con toalla y crema solar y plántate en una playa paradisiaca en un abrir y cerrar de ojos!

Tendrás oportunidad de conocer una cultura milenaria

Además, de que podrás ir a ver algún partido de los All Blacks (el famoso equipo nacional de rugby) y ver en directo cómo bailan de forma inquietante enfrente de sus adversarios, con su tradicional haka o danza de guerra, podrás conocer mucho más de la cultura maorí.

La cultura maorí está presente en todo el país: podrás oír como suena el idioma de los maoríes en la televisión, unirte a una hangi o banquete maorí y asistir a espectáculos culturales con cantos y danzas maoríes.

Si tienes pensado hacerte un tatuaje, podrás echar un vistazo a los diseños maoríes llenos de fuerza e historia, para encontrar algo de inspiración. ¡Son muy preciosos!

chica morena de espaldas con girasoles en la cabeza

Te sentirás como en casa rápido

Al ser un país tan multicultural, el diferente no es percibido como un intruso. Así que, si te decides a estudiar inglés en Nueva Zelanda y trabajar mientras tanto, será muy raro que tengas algún problema de adaptación al medio.

Los kiwis, por norma general, son simpáticos y hospitalarios.

Es un país tranquilo y seguro

La seguridad es una prioridad para el gobierno de Nueva Zelanda. Las situaciones y entornos peligrosos son muy difíciles de encontrar. Es uno de los países más pacíficos y menos corruptos del mundo. Además, es una de las naciones con mejor desarrollo humano del planeta.

furgoneta amarilla de juguete

Después de saber todo esto, ¿no te están entrando ganas de hacer la maleta ya?

Si necesitas más información sobre Nueva Zelanda y las posibilidades que ofrece para estudiar y trabajar, mándanos una señal y estaremos encantados de compartir contigo toda la información que necesitas para empezar a planear tu viaje.

Contáctanos

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Valóralo con estrellitas!

Las ventajas de estudiar y trabajar en Nueva Zelanda
4.5 (90%) 8 votos

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *