¿Te imaginas tomar la decisión de dejar atrás una vida monótona, plagada de horas de atascos y reuniones insustanciales? ¿Te imaginas dejarlo todo e irte a la otra punta del planeta y establecerte en uno de los lugares más alucinantes que existen?

Pues así nació AUssieYouTOO (ahora YouTOOProject), a partir del deseo de cambio de Marta Caparrós, una española de El Masnou (Barcelona) que en 2009 se despidió de la consultoría de comunicación en la que trabajaba y se subió a un avión rumbo a Australia.

El principal objetivo de Marta era mejorar su inglés y lo hizo hasta dominarlo por completo. Aunque eso, a día de hoy, es casi lo de menos si tenemos en cuenta que por el camino ha vivido una aventura increíble que la ha llevado a instalarse en Byron Bay, un pequeño pueblecito de la costa este cuya filosofía de vida bien podría ser la de “El país de Nunca Jamás”, la isla ficticia de Peter Pan.

Pero empecemos por el principio …

Marta empezó recorriéndose toda Australia de norte a sur y de este a oeste. Trabajó en granjas, limpió casas, cuidó niños e incluso se hizo taxista a tiempo parcial. Y decidió contar su día a día en su blog personal, que al poco tiempo se convirtió en un buzón de preguntas sobre cómo había llegado hasta allí, cuestiones acerca de las rutas más interesantes o dudas sobre los procesos para solicitar visados.

Eso último hizo que se le encendiera la lucecita, al darse cuenta del interés que demostraba tener la gente tanto en aprender inglés como en querer aprenderlo en Australia.

Y como no podía ser de otra manera dados los precedentes, en un garaje de Byron nació AUssieYouTOO.

“¿Sabes? En realidad, te envidio. Me encantaría volver a ese día en el que me informaba sobre ir Australia. Esos nervios antes de volar. La incertidumbre de no saber qué es lo que te espera, lo que te vas a encontrar, a quién vas a conocer… ¡Lo he pensado muchas veces! ¡Ojalá pudiera volver a ese momento!”

– Marta Caparrós, creadora de YouTOOProject

De AUssieYouTOO a YouTOOProject 🚀

Cómo os contábamos, AUssieYouTOO nació en Byron Bay para ayudar a estudiantes a empezar su aventOOra en Australia. Pero el proyecto fue creciendo y pensó ¿por qué solo Australia pudiendo recorrerte el mundo? 🌏 Entonces, se incorporaron Nueva Zelanda (KiwiYouTOO) y Canadá (CAnadianYouTOO), todo bajo el proyecto de YouTOOProject. ¡Hoy en día Irlanda, Malta y Dubái también forman parte del team!

Pero sigamos con la historia de YouTOOProject.

Con el apoyo de amigOOs, pero sobre todo de Leti, su mejor mate, Marta fue dando forma a su baby. Se forjaron los valores y la imagen de la compañía: un grupo de apoyo online a estudiantes que nació y creció a partir de muy buen rollo, ganas de currar y largos días de trabajo, eso sí, en el paraíso.

La única diferencia entre un día bueno y uno malo es tu actitud. Rodéate de personas positivas, abre la mente y, cuando pases por un bache, intenta aprender de él. Porque si la vida te da limones, habrá que pedir tequila y sal ☺ (o más sencillo, hacer limonada)

– Marta Caparrós, fundadora de YouTOOProject.

Al poco tiempo de empezar, Marta se dio cuenta de que uno de los motivos por los que la gente no llegaba a Australia era “el miedo a estar solo en la otra punta del mundo”.

Aterrizar en Australia puede ser duro. El explosivo cóctel que obtenemos al mezclar los nervios del momento con los efectos del Jet Lag pueden atragantarse un poco si, además, lo agitamos todo con las particularidades del idioma (el inglés australiano tiene su miga).

Precisamente para evitar la tentación de presentarse en el mostrador del aeropuerto para comprar un billete de vuelta a casa, en YouTOOProject decidimos crear la figura del COOLaborador. En la mayoría de los casos se trata de un antiguo estudiante de YouTOOProject que se encarga de echarle una mano al recién llegado en esos primeros trámites tan importantes: desde abrir una cuenta bancaria o activar una tarjeta SIM hasta buscar alojamiento o aprender a moverse en transporte público.

S.O.S.
La historia de YouTOOProject empezó como muchas otras, con determinación, valentía y mucho trabajo. Dejarlo todo y ponerse a viajar no es fácil, aunque al mismo tiempo resulta difícil encontrar a alguien que se haya arrepentido de ello.
¿Y a ti? ¿Te apetece empezar a escribir tu propia historia?
¡Mándanos una señal!